Quiromasaje

Existe un quiromasaje que se aplica a la columna vertebral. Ya sabemos que cada región del organismo humano requiere un quiromasaje peculiar. No es lo mismo dar masaje al cráneo que a la cara, ni al tórax que al abdomen; cada quiromasaje, científicamente puesto en evidencia por Palmer con el nombre de “Chiropractic”, en español “mano práctica”, “quiropráctica” o “práctica manual”.

La columna vertebral ha sido y es objeto de otros métodos y procedimientos análogos al quiromasaje, aunque la práctica de éstos no tiene, como él, la ventaja de recibir la energía vital dimanante del magnetismo, personal del buen quiromasajista, al que pudiéramos llamar neurálgicos de la columna vertebral, mas susceptibles de recibir el quiromasaje terapéutico, esto es, el que tiene carácter medicinal y no se contrae a la exclusiva finalidad estética de adelgazamiento y conservación de la línea.

Sabemos por anatomía que la columna vertebral, llamada también columna raquídea o caquis, consta de 33 y en algunos individuos de 34 vértebras distribuidas en 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares y 9 ó 10 pélvicas. Las cervicales, dorsales y lumbares son vértebras libres, aunque relacionadas una con otras como eslabones de una cadena. Las pélvicas se sueldan para formar dos huesos: el sacro y el cóccix.

Estos nervios inervan los órganos de las diversas regiones del cuerpo, de lo que se infiere la suma importancia que han de tener para el quiromasajista, pues si el nervio sale oprimido del agujero vertebral llamado de conjunción, no efectuarán sus ramas la normal iteración de los órganos de a región o zona correspondiente, y el quiromasaje, en semejantes condiciones, no tendrá eficacia, por mucha que sea la pericia del masajista, pues no llegará la corriente para inervar el órgano.

Las ramas posteriores de los nervios raquídeos se despliegan aisladas. Las anteriores por el contrario, se unen entre sí formando los plexos siguientes: cervical, braquial, nervios intercostales, plexo lumbar y el sacrocoxígeo.

En resumen: los nervios raquídeos nacen de la médula espinal y atraviesan los agujeros de conjunción para dirigirse a los territorios orgánicos a que van destinados.

Todos son nervios mixtos, es decir, sensitivos y motores, siendo las raíces anteriores motores las que surgen de la médula un poco por fuerza del surco medio anterior, y las raíces posteriores sensitivas las que nacen a nivel del surco colateral posterior.

Los nervios craneales, que derivan a pares directamente del cerebro, y los nervios raquídeos, que derivan también a pares de la médula espinal, mueven y sensibilizan todo el organismo, de suerte que por la energía vital funcionen todos los órganos. Esta energía vital a reciben os nervios indirectamente del sol, por medio de los alimentos que nutren el nervio.

El quiromasajista ha de conocer los puntos de la columna vertebral que responden más vibrantemente al quiromasaje para determinadas afecciones o enfermedades del organismo.

DESCRIPCIÓN DE LOS PUNTOS

- Entre la 4ª y 5ª vértebras cervicales se nota un reflejo de contracción pulmonar y está indicado el quiromasaje en los casos de asma bronquial, ensifema pulmonar e hipo pertinaz.
- Entre la 4ª y 7ª vértebras cervicales está indicado el quiromasaje en los casos de entumecimiento de las extremidades superiores y monoplejía branquial consecutiva o poliomielitis.
- En la 7ª vértebra cervical se nota un reflejo de contracción cardiaca y disminuye los síntomas de hipertiroidismo (bocio); calma la tos y el dolor, alivia la astenopía intraocular y transmuta la hiperemia en isquemia. Está indicado el quiromasaje en los casos de asma cardial, taquicardia, arritmia, bocio simple y exoftálmico, diabetes sacarina, coriza, frialdad de las extremidades, disnea, congestión pulmonar, otitis media, ambioplía, y autointoxicación alimentaria.
- Entre la 3ª y 4ª vértebras dorsales se advierte un reflejo que disminuye la tonicidad del sistema simpático y debilita el funcionamiento de los órganos por él, reduce la presión sanguínea. Alivia la astenopía derivada de ala tensión intraocular, así como el dolor del abdomen durante la menstruación. Está indicado el quiromasaje en algunas formas de enfisema, en la angina de pecho y en los espasmos cardíacos.
- En la misma 3ª vértebra dorsal se observa la contracción del píloro y dilatación del cardías, por lo que el quiromasaje estará indicado cuando en una afección gástrica convenga dilatar el píloro y contraer el cardías.
- En la 5ª vértebra dorsal, el reflejo señala dilatación en el píloro y contracción del cardías. Aumenta los síntomas del hipertiroidismo y facilita la rápida absorción y eliminación gástrica. Está indicado el quiromasaje en las cefalalgias y siempre que se necesite una rápida evacuación del estómago.
- Entre la 4ª y 5ª vértebras dorsales se observa la contracción de la vejiga urinaria y del páncreas, con aumento del jugo pancreático. Está indicado el quiromasaje en los casos de ictericia catarral, fiebre hepática complicada con litiasis biliar y en colecistitis infecciosa.
- Entre la 6ª y 7ª dorsales se nota la hipertrofia de los riñones, generalmente tan sólo la de uno de éstos. Está indicado el quiromasaje en la nefritis intersticial y en la pseudoapendicitis.
- Entre la 5ª y la 8ª vértebras dorsales disminuye el aflujo de sangre al bazo. Dilata los pulmones e impide que la bronquitis infantil degenere en bronconeumonía. Está indicado el quiromasaje en los casos de prolapso intestinal, neurastenis esplénica con hipotensión arterial y en atelectasis.
- En la 9ª vértebra dorsal se dilata la vejiga urinaria. Indicado el quiromasaje en los cólicos biliares y renales.
- En la 10ª vértebra dorsal. Hipermia por dilatación de los vasos sanguíneos. Reducción de la presión arterial. Aumento de los hematíes o glóbulos rojos en la sangre. Estimulación de la actividad renal. Alivio de los dolores provocados por la úlcera duodenal. Está indicado el quiromasaje en los casos de ataxia locomotora, nefritis, estrechez de la válvula mitral, anemia y neuralgia ovárica.
- En la 11ª vértebra dorsal. Dilatación del intestino, del hígado y del bazo. Aumenta el número de hematíes y la proporción de hemoglobina. Está indicado el quiromasaje en el estreñimiento espástico, en la diarrea nerviosa, peristalsis excesiva y enteralgia.
- En la 12ª vértebra dorsal. Contracción de los riñones. Alivia el dolor lumbar provocado por la distensión de los riñones, pero agrava el dolor de la litiasis renal. Contrae la próstata, reposición de un riñón prolapsado. Está indicado el quiromasaje en la nefritis parenquimatosa, en la hipertrofia de la próstata, en el prolapso del riñón y en las nefrosis.
- Entre la 10ª y la 12ª vértebras dorsales. Dilatación de casi todos los órganos- aumento del aflujo de sangre a los pulmones. Está indicado el quiromasaje en los casos de angina de pecho y parálisis infantil cuando están afectadas las extremidades inferiores.
- Del a 1ª a la 5ª vértebras lumbares. Contracción del estómago, intestinos, hígado, bazo y matriz. aumento de leucocitos o glóbulos blancos en la sangre. Está indicado el quiromasaje en la dilatación del estómago, dispepsia derivada de la insuficiente movilidad del estómago, congestión del hígado, estreñimiento por atonía intestinal, hipertrofia del bazo, hemorragia de la matriz, dislocación de este órgano, dismenorrea y amorrea, neurastenia esplénica, autointoxicación intestinal, malaria y leucemia.
- En la 5ª lumbar está indicado el quiromasaje en el caso de eneurosis o emisión involuntaria de orina durante el sueño.

El quiromasajista ha de saber también que cada órgano del cuerpo está inervado por diferentes conductos, es decir, que no tiene una sola inervación, sino, por lo menos dos. Esto denota una admirable previsión, tan acertada como la que se observa en la ramificación de los vasos sanguíneos, que se anastomosan o entrelazan de modo que si, por accidente, se interrumpe la circulación de una arteria, no quede sin riesgo el órgano, que la sustenta.

<- Volver

© 2016 FEMALT™ Todos los derechos reservados. | Design by CDI